MÓDULO 6: EVALUACIÓN Y MONITOREO DE PROYECTOS DE INTEGRACIÓN PRODUCTIVA

Descargar Documentos

Versión completa

Módulo 6: Evaluación y monitoreo de proyectos de integración productiva (2668)

Versión reducida

Módulo 6: Evaluación y monitoreo de proyectos de integración productiva (616)
Índice Módulo 6
Unidad 6.A: Lógica y estructura de un Sistema de Evaluación y Monitoreo de proyectos.
  1. Las dimensiones del proceso de evaluación.
  2. Evaluación inicial (“ex ante”).
  3. Evaluaciónintermedia.
  4. Evaluación final (“ex post”).
Unidad 6.B: Lógica de causalidad en la gestión y evaluación de un proyecto de integración productiva.
  1. La distribución de los resultados.
  2. El Enfoque de Marco Lógico.
  3. El marco lógico en los proyectos de integración productiva.

Unidad 6.C: Sugerencias para el diseño de un sistema de monitoreo.
  1. Indicadores para el monitoreo y evaluación de proyectos de desarrollo económico.
  2. La línea de base.
  3. Factorescríticos.
Objetivos del Módulo 6
  • Mostrar la necesidad de la incorporación de un sistema de evaluación y monitoreo que permita diseñar, gestionar y, eventualmente corregir, un proyecto de desarrollo económico territorial, basado en la articulación productiva.
  • Mostrar las diferentes fases de la evaluación y monitoreo de proyectos de integración productiva.
  • Profundizar las relaciones de causalidad que existen entre las distintas etapas del proyecto y las distintas fases del sistema de evaluación.
  • Señalar la utilidad del Enfoque de Marco Lógico aplicado a los proyectos de desarrollo.
  • Describir las características básicas de un sistema de indicadores.
  • Conocer la necesidad de establecer la “línea de base” de los indicadores de un proyecto.
  • Conocer los factores críticos en la actividad de evaluación de proyectos de integración productiva.
La segunda parte de la Guía de Aprendizaje concluye con este módulo 6, dedicado a mostrar la necesidad de incorporar un sistema de indicadores para la evaluación y seguimiento de los proyectos de desarrollo económico territorial. En este sentido, se distinguen las diferentes fases y contenidos de la evaluación “ex ante”, la evaluación intermedia y la evaluación “ex post” de los proyectos, mostrando la utilidad del Enfoque de Marco Lógico aplicado a los proyectos de desarrollo. Igualmente, se muestran los diferentes tipos de indicadores, esto es, indicadores de seguimiento o de realización, indicadores de resultados e indicadores de impacto, y se señala cómo decidir sobre la selección de los indicadores apropiados y posibles, así como la cuantificación de la “línea de base” de los mismos.
Las capacidades de proyección de un proyecto se relacionan principalmente con la continuidad de la iniciativa en el mediano y largo plazo. Este aspecto de la evaluación, por lo tanto, toma en consideración principalmente aquellos factores que inciden de forma más directa en la sostenibilidad de la iniciativa. Bajo esta perspectiva, algunos de los elementos a considerar son:
  • El nivel de consenso alcanzado por los actores locales acerca de la identidad colectiva del cluster o proyecto de desarrollo territorial y de la visión y misión que se espera desarrollar.
  • La competencia y motivación de las personas involucradas en el proyecto en calidad de promotores o líderes de la iniciativa.
  • El nivel de eficiencia y representatividad de los organismos e instancias de coordinación local que se hayan puesto en marcha para gestionar las acciones colectivas impulsadas por el proyecto.
El desarrollo de una metodología de evaluación y seguimiento requiere que se cumplan un conjunto de condiciones básicas, siendo los principales factores de éxito los siguientes:
  • Claridad de objetivos del proyecto y de la metodología: La entidad promotora del proyecto debe haber formulado y priorizado con claridad sus objetivos para poder guiar el proceso de evaluación y seguimiento.
  • Motivación de las personas que participan en el proceso de evaluación y seguimiento: la calidad del resultado final de un proceso de evaluación depende en buena medida de la calidad de la información recopilada, la cual debe ser fidedigna y actualizada. Para que esto se verifique, es imprescindible contar con la colaboración activa y participación de los actores que protagonizan el proyecto, especialmente los empresarios, los representantes de las instituciones y los funcionarios de la entidad de ejecución. Es importante tener presente que este estado de ánimo se consigue tan sólo en la medida en que estas personas perciban con claridad que la recopilación de información y su evaluación contribuyen a su trabajo y aportan valor a su actividad. La experiencia indica que, al contrario, procedimientos basados exclusivamente en incentivos administrativos, resultan ineficaces.
  • Disponibilidad de datos estadísticos para comparar los resultados alcanzados por las empresas que participan en el proyecto.
  • Claridad estratégica: Las razones de la evaluación deben ser claras, la institución encargada de realizarla debe tener la autonomía de movimiento suficiente para formular y expresar juicios independientes y la institución encargada del proyecto debe tener la convicción, los recursos y la autoridad suficiente para traducir los resultados de la evalua . ción en un conjunto de ajustes de los proyectos evaluados.
  • Disponibilidad de recursos humanos calificados y de recursos económicos adecuados: la elaboración de indicadores, la estructuración de modalidades y herramientas para la recopilación de información, o la interpretación de los resultados, entre otros aspectos, requieren competencias profesionales específicas que los equipos de proyecto pueden lograr mediante la asignación de responsabilidades concretas, asistencias técnicas especializadas y capacitación.