La coparticipación terciaria y el desarrollo local

images22Ya hace varios años que los gobiernos locales han adquirido un nuevo rol, más proactivo y más dinámico. Dejaron a un lado las funciones de alumbrado, barrido y limpieza como únicas responsabilidades.

Por un lado, con el propósito de contribuir con el desarrollo de los territorios los gobiernos subanacionales definen su accionar con una mirada interdisciplinaria, sistémica e integradora, basada en la articulación entre los sectores públicos y privado, caracterizada por iniciativas conjuntas y comprometidas. Todo esto devino en un replanteo del rol del Estado, la gestión pública y su participación en la sociedad civil.

He aquí la importancia de la descentralización, la relevancia del nuevo papel que juegan los municipios en el desarrollo local como un actor proactivo, coordinando y promoviendo programas vinculados a diversas áreas.

Por el otro lado, las crecientes necesidades y demandas de los ciudadanos han llevado a los municipios a diseñar e implementar políticas públicas superadoras de las competencias originales. Salud pública, infraestructura, educación, seguridad entre otros, son las nuevas áreas en las que los municipios enfocan sus esfuerzos tanto en términos de recursos humanos como económicos.

Los municipios representan la instancia de gobierno más cercana a los ciudadanos, por ello es que se asume la necesidad de responder a sus demandas de manera inmediata, ellos no comprenden de jurisdicciones pero ven a las intendencias como primeras responsables para dar respuestas a sus problemas.

Esta situación lleva a revalorizar el desempeño de los gobiernos locales lo que implica tener la capacidad de decisión sobre los asuntos concernientes a cada comunidad en particular y a contar con los recursos necesarios para atenderlos.

En este sentido, para acompañar esta evolución se requiere de una revisión y replanteo de la actual coparticipación. Actualmente, las provincias reciben de Nación y deben distribuir a los municipios esos recursos en relación con las competencias a cargo de cada una de las jurisdicciones. La distribución a los municipios se basa en criterios devolutivos, en proporción a la población, recaudación de determinados impuestos; pero no se contempla la eficiencia en el desempeño de sus funciones.

Si bien un gran número de municipios poseen autonomía y cuentan con su propia carta orgánica, la mayoría no cuenta con la capacidad tributaria para recaudar impuestos. Los fondos creados bajo las leyes de coparticipación hoy en día limitan la independencia financiera de los municipios. Es sabido que el gasto público efectuado por los municipios tiende a ser más eficiente que aquel que realiza cada provincia. Es imprescindible que el Estado Nación transfiera los recursos directamente a los gobiernos locales. En otras palabras implicaría una descentralización de los ingresos donde la Nación distribuya más y mejor a favor de los ámbitos municipales, logrando más recursos hacia las intendencias y con mayor transparencia. A través de una descentralización efectiva podría lograrse un sistema de coparticipación más armónico, más federal y equitativo.

Se considera oportuno debatir sobre la necesidad de seguir construyendo y superando el concepto actual de desarrollo local, incorporando esta cuestión ya que un sistema de coparticipación terciario más eficiente podrá impulsar el desempeño y accionar de los municipios, optimizando los mecanismos de ingreso de sus recursos. Debería constituirse como instrumento central en toda política de desarrollo territorial, propiciando las inversiones en las nuevas competencias asumidas, fortaleciendo las instituciones y los gobiernos locales, logrando que los ámbitos subnacionales obtengan un mayor poder político y económico.

La distribución de los recursos representa un lugar importante dentro de las agendas políticas, por ello la coparticipación federal debe adecuarse a la realidad actual, las provincias no deberían ser quienes decidan sobre los recursos que tienen para las ciudades, sino que son las mismas ciudades las que deberían definir. Seguramente de esta manera se tendrá en cuenta aquellos territorios más rezagados, con necesidades insatisfechas, contribuyendo así con la inclusión y desarrollo de los mismos.

amp_omar-perotti-

Firma: CPN Omar Perotti. Maestría en Desarrollo Territorial. Universidad Tecnológica Nacional FRRA.

Filed in: Editorial
×