Gonzalo Rivas: “Es importante que las universidades estén conectadas con las oportunidades y necesidades del desarrollo de los territorios”

Entrevista al Presidente del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo

El desarrollo de un territorio, es un sistema complejo que conlleva una integración colectiva de redes empresariales, cadenas productivas y clústeres, así como el sector público y los procesos de gobernanza, según los expertos.

Es por ello que la segunda versión del Diplomado de Innovación Territorial Aplicada, que dicta el Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Católica del Norte, contó con la presencia de un actor perteneciente a un organismo público-privado como lo es Gonzalo Rivas, Master en economía y  Presidente del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo.

El presidente de CNID es uno de los docentes dio inicio a esta versión del Diplomado con  una exposición sobre el desarrollo e innovación territorial. Conversamos en esta oportunidad con él sobre desarrollo, innovación y  su participación en este Diplomado.

¿Cuál es la importancia de la producción interna de una región?

Ciertamente que las posibilidades de elevar la calidad de vida de la población se asocian con un mayor nivel de producción. Pero hay que hacer algunas consideraciones adicionales. Para una región importan tanto el volumen como la composición de la producción. Una elevada producción puede obtenerse de pocos sectores, generando disparidades muy grandes. Asimismo, una economía muy concentrada se expone a impactos más importantes de ciclos de precios de unos pocos productos. Sin dar la espalda a lo que se produce, es crucial tratar de ampliar la diversidad de lo producido.

 Según su parecer, ¿cuáles son los obstáculos que existen en la realización de innovación territorial?

Hay obstáculos nacionales y territoriales que es preciso distinguir. Desde el punto de vista del territorio es importante preguntarse qué más se puede hacer en el marco nacional y global que está dado. En principio los obstáculos más importantes que hay que vencer tienen que ver con la capacidad para generar unidad de propósito en el territorio, y ser capaz de actuar de manera consistente en el tiempo respecto de los objetivos acordados. La generación de capital social es un requisito previo de cualquier esfuerzo que tenga posibilidades de éxito.

¿Qué tan importante es generar capacidades propias en una región, respecto a estrategia de innovación y desarrollo del territorio?

Más que importante, es imprescindible. La gestión estratégica debe traducirse en opciones, las cuales tienen costos. No todo puede ser priorizado. En consecuencia, es crucial generar conocimiento y capacidad de articulación de actores de modo de que las opciones tomadas estén lo mejor fundamentadas posible, y en base a un proceso en que los actores sean conscientes de las implicancias del camino escogido.

¿Cuál es el papel que juegan las universidades en el desarrollo de la innovación?

Las universidades tienen como primera misión formar nuevas generaciones de profesionales e investigadores. Ellas también tienen como misión realizar investigación de excelencia y crecientemente se les ha planteado como tercera misión contribuir al desarrollo de los territorios y la nación en que están insertas. En este marco, es importante que las universidades estén conectadas con las oportunidades y necesidades del desarrollo de los territorios. Pero debe entenderse que para que las universidades puedan aportar (desde lo que son) deben existir contrapartes con demandas claras y con capacidad de absorber el conocimiento que las casas de estudio pueden ofrecer.

¿Qué le parece que este año se dicte la segunda versión del Diplomado de Innovación Territorial Aplicada?

Como ya mencioné, la formación de capacidades para realizar gestión estratégica es crucial en un territorio. En ese sentido, este tipo de iniciativas son fundamentales para ello, pero también para ayudar a crear y sostener redes de colaboración entre los participantes.

Filed in: Chile
×
  • Giselle

    Un dato no menor es que la territorialidad no deviene de lo fáctico sino que se trata de proceso inducidos en las reformas institucionales de los noventa cuyo punto culmine se alcanza con la sanción de la Ley 24.521 de Educación Superior. Por otra parte, cabe destacar que en muchas universidades la función de transferencia se acopló dentro de la misión de extensión universitaria (tercera misión de la universidad) y otros casos generó funciones de vinculación adicionales, creando Direcciones que administran verdaderos procesos de innovación (caso Unicen, Litoral)

  • Giselle

    Para el caso de la Argentina!